martes, 8 de abril de 2014

Asesinato de la República. Artículo de Opinión Diario de Los Andes.

Asesinato de la República          
escrito por *Marcos Guerrero     
martes, 08 de abril de 2014


Refiere Román J. Duque Corredor, en el prólogo al libro "La Justicia Revolucionaria", lo dicho por el Dr. Cristóbal Mendoza, Primer Presidente de Venezuela, desterrado por protestar contra el militarismo de Páez, en su carta dirigida al Libertador Simón Bolívar, donde señala: "El abuso de todos los principios, el aparato de la fuerza armada, la ofensa que se hacía al buen sentido y al pueblo entero, no permitían mirar tranquilamente el asesinato de la República, yo hice ver a mis enemigos que todavía quedaba un hombre libre en aquella tierra desgraciada".
Ciertamente, en múltiples ocasiones nos damos cuenta de las arbitrariedades que se cometen contra ciudadanos comunes, ahora también contra Alcaldes y Parlamentarios, y contra instituciones públicas y privadas, muchas de ellas ejecutadas desde poderes llamados a administrar justicia, y lo peor desde la cúspide de la Sala Constitucional, que es la garantista del cumplimiento de la Constitución, y nos quedamos perplejos ante posturas serviles en contra de cualquier sentido del Derecho, resultándonos muchas de las veces ilógicas, recordándonos lo repetido en nuestras aulas de clase: "Lo absurdo no es derecho" y "el derecho es lógica".
Tristeza da observar el irrespeto ganado por muchas de las Instituciones que hoy actúan al margen del Estado de Derecho, recordándonos lo ilegítimo y lo ilegal, y cuando nos referimos a lo ilegítimo advertimos que hay ilegitimidad de origen y de ejercicio, resultando la ilegitimidad de origen el no consentimiento popular para el ejercicio del poder, y la ilegitimidad de ejercicio es el practicar el poder al margen del estamento legal instaurado, desviando su accionar hacia la arbitrariedad y el abuso.
Todos sabemos que se está gobernando al margen de la Constitución, de las leyes, de la institucionalidad, y por ello es que muchos protestan, unos tratando de ejercitarlas de manera pacífica y otros coaccionados a desplegarlas de manera violenta en su defensa propia, y cómo no protestar, entre muchas otras cosas, cuando vemos a un grupo paramilitar oficialista golpeando a un estudiante de la Universidad Central de Venezuela, denigrándolo en su integridad física y moral, al desnudarlo y someterlo al escarnio y burla pública. Todo ello se hace dentro de un gobierno que se dice "popular", pero que está en estos días inmerso dentro de un abismal rechazo en la calle, y no solo por desmejorar económicamente a su pueblo, que efectivamente lo ha hecho, sino por violentar los derechos fundamentales de un ser humano: La vida y la libertad, tanto la personal como la de expresión, por esto ahora es más importante el comiso de una cámara audiovisual o de un celular que un arma, vislumbrándose así el poder de una imagen para la denuncia.
Consciente estoy que con instituciones sumisas y débiles no lograremos salir de la crisis moral en que ha descendido el gobierno (Estado) y el diálogo es algo prescrito, porque amerita disposición y quien transite de espaldas a la Constitución y al margen del Estado de Derecho, no tiene autoridad para dialogar y por ello es que muchos se apoyan de la frase de nuestro libertador Simón Bolívar: "Cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho"; significando esto el "Asesinato de la República", por culpa de quienes nos gobiernan.
@MARCOSGUER100

marcosguer100@gmail.com

Leer publicación del periódico......pulse el Enlace....